author pic

Jorge Martel

Director de Marketing e Innovación

Satisfacción laboral: La importancia de los beneficios no monetarios en el trabajo

Diseño sin título (3).png

El nivel de satisfacción en el trabajo es uno de los factores preponderantes al medir la calidad de vida en general, sobre todo si consideramos que de acuerdo a cifras entregadas por la OCDE durante el 2017, en Chile se trabaja un promedio de 1.988 horas al año, situándonos en el lugar número cinco de los países de la OCDE que más trabajan. Considerando estas cifras, es clave que las compañías modifiquen sus prácticas y comiencen a cuantificar la satisfacción laboral de forma periódica, incorporándola en sus modelos de gestión de Recursos Humanos.


En Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos estamos comprometidos con la calidad de vida de las personas y, por lo mismo, por cuarto año consecutivo, lanzamos el Índice de Calidad de Vida Laboral, realizado en conjunto con Cadem, el cual entrega una radiografía sobre la satisfacción laboral de los chilenos. El estudio fue realizado en base a entrevistas a 681 trabajadores dependientes a lo largo del país.


Entre los principales hallazgos adevertimos que si bien los colaboradores demandan mejores remuneraciones, no es lo único que impacta la satisfacción laboral. De los encuestados que no evaluaron con nota 10 la satisfacción con su actual empleo, el 45% manifestó que requiere una mejor remuneración, pero aspectos como horarios reducidos o flexibles, el desempeño de las jefaturas y mejor trato, adquieren un protagonismo relevante y equivalente a lo monetario.


Por ello, es importante que las empresas logren equilibrar los beneficios monetarios y los no monetarios, analizando siempre cuáles generan mayor impacto, en función a la conformación de su fuerza laboral. Por ejemplo, los millennials tienen necesidades distintas a las de la Generación X.  En este caso, el estudio arrojó que algunos de los beneficios que generan una mayor satisfacción son: horario más corto de verano (94%) y teletrabajo (91%). En este punto es necesario destacar que existe una gran oportunidad para las empresas, ya que se trata de beneficios con alta satisfacción y bajo porcentaje de existencia.

Sin duda, estas recompensas causan una gran satisfacción entre los colaboradores y, por ende, aumentan su satisfacción laboral, ya que están destinados a lograr un equilibrio entre la vida laboral y privada, es decir, potencian la calidad de vida de las personas.

Otro de los resultados que se desprenden del estudio es que las empresas que entregan más beneficios, aumentan significativamente la satisfacción de sus trabajadores: los colaboradores que recuerdan 20 o más beneficios tienen una satisfacción del 74%, siendo esta un 85% superior a los trabajadores que recuerdan hasta 9 beneficios. De esta manera, queda demostrado que existe una relación directa entre la cantidad de beneficios y la satisfacción laboral.

Por último, es importante destacar que las empresas, independiente de su tamaño, pueden generar buenos ambientes de trabajo y mejorar el bienestar general de sus trabajadores. Es así como existe un común denominador en todas las empresas: una de las claves del éxito es la Calidad de Vida de sus colaboradores.

Comentarios